miércoles, 7 de septiembre de 2011

¿ Cuanto dinero puede llegar a costar una mordedura ?

Esta es una pregunta difícil de contestar debido a los cambios en los precios de los sueros ( subidas o bajadas ) y a la diferencia entre los costes en los sistemas sanitarios, medicamentos y hospitalizaciones el cual puede variar de un país a otro. La factura a pagar dependerá tambien de factores como tiempo que uno esté ingresado, de la cantidad de ampollas de suero que necesite ( si es que lo necesita ) y del tiempo de hospitalización requerido en cada caso en particular de envenenamiento e incluso de si el herido necesita rehabilitación en el miembro afectado si es que procede. A continuación paso a comentar un par de casos de envenenamiento ocurridos en Estados Unidos en los cual se incluyeron los gastos médicos, estas mordeduras ocurrieron hace ya años con lo que es de suponer que hoy en día los gastos médicos serán mayores:

- La primera victima fue una mujer y fue mordida por una cascabel diamantina oriental Crotalus adamanteus de 1. 37 m en la mano izquierda cuando efectuaba un estudio de marca y recaptura de serpientes en Florida U.S.A sufriendo un envenenamiento severo, la factura ascendió a los 162. 000 dólares de los cuales casi 7.000 fueron para pagar los sueros y el resto a gastos médicos y de hospital, en esta cantidad antes citada no están incluidos los gastos del año y medio de rehabilitación que tuvo que realizar posteriormente.

- El segundo caso tambien ocurrió en los Estados Unidos y en este caso la víctima fue mordida por una Cascabel de Mojave Crotalus scutellatus mientras ordeñaba al animal, en realidad la serpiente no le mordió sino que le arañó con uno de sus colmillos en un nudillo mientras la víctima la mantenía sujeta pero a pesar de todo en muy poco tiempo el herido comenzó a tener síntomas de envenenamiento, a pesar de que contactó rápidamente con los servicios de emergencia y pusieron a su disposición un helicóptero médico para efectuar un traslado rápido por varias circunstancias tardó en llegar al hospital entre 35 y 40 minutos y lo hizo ya en mal estado, su recuperación requirió 14 ampollas de suero y 4 días en cuidados intensivos, la factura por su estancia en el hospital fue de 40. 000 dólares.

Podéis pensar que estos precios son excesivos pero han existido facturas por mordeduras de Crotalus adamanteus por valor de 89. 000 y de hasta 162. 000 dólares, sólo tenéis que pensar que el precio de los sueros asciende de 550 a 950 dólares por ampolla ( quizá hoy en día incluso más ) y un envenenamiento por esta serpiente de cascabel suele acarrear el uso de alrededor de 30 ampollas de suero ( rara vez menos de 20 son usadas ) aunque indudablemente las cantidades de suero utilizadas dependen del tipo de envenenamiento y consecuentemente de la cantidad de veneno que la serpiente inoculó en su mordedura, no obstante a esto debéis sumarle la factura de la U.C.I y la estancia en el hospital la cual en países donde no existe una seguridad social que acarree con los gastos médicos puede ser considerable como ya habéis visto. Por supuesto estos gastos de hospital son solo una muestra de los posibles precios y en un solo país, esto no significa que este tipo de facturas se llegue a pagar en muchos otros, simplemente son una cantidad orientativa de los posibles gastos médicos.

Luego está, por que no decirlo, la atención que los medios de comunicación prestan a estos casos con el típico vecino declarando en televisión ( si es que el accidente ha ocurrido en una casa como consecuencia de tener al reptil como mascota ), y luego vendrán los “ inconvenientes ” judiciales si es que existe una ley reguladora de animales peligrosos y el animal estaba viviendo allí ilegalmente.

Indudablemente ser mordido por una serpiente venenosa puede llegar a ser caro, aunque desde luego todos los casos no son económicamente iguales del mismo modo que no todos los casos de envenenamiento lo son, no obstante estos dos casos pueden servir de guía para extremar las precauciones con estos animales tanto en la naturaleza como en los hogares ya que indudablemente “ más vale prevenir que pagar “.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada